EFE.- Se proyecta una zafra que mantenga la tendencia al crecimiento de la producción en los últimos cuatro años, cuando el promedio anual llegó al 11 %, según dijo el especialista de AZCUBA Liobel Pérez, citado por la estatal Agencia de Información Nacional (AIN).

Precisó que en la próxima cosecha del dulce participarán 50 fábricas, dos más que en la anterior, y que, según el cronograma, en noviembre entrarán en operaciones seis industrias, en diciembre lo harán 37 y en enero de 2015 las siete restantes.

De acuerdo con sus planes, todas deberán terminar las labores de molienda de azúcar en la primera semana de mayo próximo.

Pérez recordó que la producción azucarera en la zafra pasada creció un 4,2 % respecto a la anterior, pero se incumplió el plan inicial que solo alcanzó el 88 %, a causa fundamentalmente de una reducción en el rendimiento industrial, las lluvias y altas temperaturas.

La cosecha 2012-2013 alcanzó 1,6 millones de toneladas y dejó de producir 192.000 toneladas del total planificado, según datos de AZCUBA, grupo creado en 2011 para dirigir el sector cuando se decidió la desaparición del Ministerio del Azúcar.

La industria del dulce fue en otras épocas la locomotora económica del país, pero sufrió una drástica baja productiva a partir de los años noventa del siglo pasado con la crisis derivada de la caída del bloque soviético.

A finales de esa década, el máximo de producción se situó en unos cuatro millones de toneladas.

El sector tocó fondo en la zafra 2009-2010, cuando se registró la peor producción en un siglo con tan solo 1,1 millones de toneladas, si bien a partir de ese año se han ido logrando modestos crecimientos y la reanimación de esta industria figura en el plan de reformas económicas emprendidas por el Gobierno de la isla.