Ante esta situación, la propia ASAJA plantea que "nos preguntamos si la Junta ha malinterpretando la normativa europea durante todo este tiempo o, de forma fulminante, la UE ha endurecido esos criterios, pero en ningún caso la responsabilidad debe recaer en los agricultores condenándoles a no recibir más ayudas en el futuro y haciéndoles devolver las ya recibidas. Es preocupante, además, que la Junta de Andalucía siga esta misma pauta con otras OPFH".

 

     En opinión de la organización araria, no se puede retirar la calificación a una OPFH (una figura que la propia Administración protege para potenciar la unión de los agricultores y competir en mejores condiciones con las grandes cadenas de distribución) "sin darle una oportunidad para que pueda adaptarse a las nuevas circunstancias, si es el caso. Mucho menos obligar a devolver unas ayudas con efecto retroactivo por un simple cambio de parecer".

 
     Por eso, desde ASAJA Granada se muestra su "incredulidad por esta arbitraria resolución de la Junta de Andalucía y le instamos a que dé marcha atrás y responda de sus errores si concedió ayudas como no debía".
 
(Foto: Archivo)