Según señala la organización agraria en su página web, "hay que tener en cuenta que este brutal encarecimiento de las primas para la retirada de cadáveres resulta más preocupante, ya que esta clase de seguros tienen un carácter obligatorio para los ganaderos, quienes se exponen a duras sanciones económicas si ante cualquier inspección no pueden justificar la adecuada gestión de los cadáveres animales".

      Por esto, ASAJA advierte que este "injustificado incremento del precio del seguro puede tener consecuencias, ya que muchos ganaderos no pueden asumir estos costes y dejarían de contratar el seguro".

(Foto: Archivo)