La fusionada, Caja Rural del Sur, al cierre del primer trimestre del 2014, cuenta con un total de activos de 6.322 millones de euros, en depósitos de clientes la cantidad asciende a 4.955 millones de euros y la inversión crediticia bruta es de 3.901 millones de euros. El ratio de morosidad agregado de ambas entidades es del 11,57%  (dos puntos por debajo de la media del sector) con una cobertura de dudosos del 72,02%.

    En cuanto a resultados, el cierre del ejercicio del 2013, de ambas entidades sin fusionar, ascendió a 9,05  millones de euros después de impuestos. Y al cierre del primer trimestre del 2014 es de 2,62 millones de euros después de impuestos.

    La fusión suma un total de 1.058 empleados, 854 de Caja Rural del Sur y 204 de Caja Rural de Córdoba. En cuanto a número de oficinas ambas entidades alcanza un total de 370, de las que 278 oficinas corresponden a la primera y 92 a la segunda, situadas en las provincias de Sevilla, Huelva, Cádiz, Córdoba y Málaga. El ratio de solvencia de la entidad fusionada está cercano al 16% (15,62%).