EFE.- Estos datos representarían un bálsamo para un sector cerealista que lleva dos años seguidos sufriendo bajadas de producción debido a las condiciones atmosféricas, como ha dicho a Efe el presidente de COAG Extremadura, Juan Moreno.

No en vano, el año pasado se cerró con un 40 % menos de producción en relación a una campaña normal, debido a los «altibajos» producidos por las precipitaciones del otoño, invierno y primavera de la temporada 2012-2013.

Ahora, lo importante es que no haga un «excesivo» calor durante mayo, -que no se superen los 25 grados- momento en el que llega la última «granación» del cultivo, la cual representa el 20 % del total de la campaña.

El único problema de este año se produjo en algunas variedades de trigo, que se vieron afectadas por la enfermedad de la «roya», hongo que afecta a diversos granos del cereal y que es temida en otras partes del mundo.

Juan Moreno prevé rendimientos «bastante aceptables» en avena, cebada y en el trigo que no se haya visto afectado por esta enfermedad, pues los terrenos están en óptimas condiciones en niveles generales.

Según ha explicado, los terrenos han recibido este año el agua de las lluvias «en el momento que lo precisaban», y no han sufrido ni la sequía de la campaña 2012 ni las grandes precipitaciones de la primavera 2013.

Por tanto, los cerealistas están bastante «esperanzados» con la cosecha de este año, como también sucede en relación al resto de la mayoría de los cultivos o de las cabañas ganaderas de la comunidad autónoma.

Así, el máximo responsable de COAG ha explicado que se están haciendo ya las primeras siegas de heno, naciendo los cereales de regadío y el maíz, o realizando los primeros trabajos en relación al viñedo, entre otros.

Sin embargo, las previsiones en relación al olivar no apuntan a una buena floración -salvo excepciones- debido a las condiciones climatológicas, por lo que la próxima cosecha podría ser peor que la anterior.

Según ha indicado, el olivar tuvo el año pasado, en general, una «muy buena cosecha», pero la floración se ha criado en esta ocasión sin llover prácticamente nada.