La consejera ha indicado que, “gracias a la coordinación del Gobierno de Castilla-La Mancha con el ministro Arias Cañete y el resto del Gobierno, hemos logrado cerrar una reforma en la que se mantiene el presupuesto para nuestro sector”.

     Además, ha subrayado que la en la reforma se han logrado otras ventajas para el campo regional, como es la atención al sector ganadero, que estaba en grave riesgo de perder sus ayudas y finalmente va a recibir casi 500 millones al año a nivel nacional.

     La titular de Agricultura ha destacado que la PAC 2014-2020 prevé medidas para rejuvenecer el sector agrario, así como que por primera vez en la historia fija que las ayudas se destinen exclusivamente a las explotaciones agrícolas y ganaderas que mantienen su actividad.