Los permisos para poder realizar actividades que conlleven riesgo de incendios se han de solicitar individualmente, salvo para la eliminación de restos vegetales y de poda procedentes de trabajos agrícolas, cuando es posible pedir una autorización colectiva para todo un municipio.

    Desde el 1 de enero de este año, se han registrado en Cataluña 82 incendios forestales que han quemado 26 hectáreas forestales.