EFE.- La nueva ley persigue además que el sector cooperativo adquiera más dimensión y que este modelo de empresa sea más atractivo tanto para los emprendedores como para los asesores en la creación de empresas.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del gobierno catalán, que ha tenido lugar hoy, el conseller de Empresa y Empleo, Felip Puig, ha explicado que el ejecutivo ha emprendido esta iniciativa convencido de que el sector requería de un nuevo «impulso» y del «reconocimiento» del resto del mundo económico y empresarial.

Entre otras modificaciones, el nuevo proyecto de ley de Cooperativas contempla cambios en el régimen societario, en el económico y en la tipología de las cooperativas.

El objetivo último, según Puig, es fomentar la creación de cooperativas, ayudar en la consolidación de las ya existentes, reforzar las vías de financiación y mejorar su gestión empresarial.

Actualmente, Cataluña cuenta con 4.164 cooperativas, que crean 38.000 puestos de trabajo directos y que vinculan a unos cien mil agricultores de organizaciones agrarias.