Además, el ICF y Avalis ofrecen a las explotaciones agrícolas con problemas la posibilidad de otorgar préstamos nuevos con condiciones favorables.

     Los productores de frutas, hortalizas y lácteos, además del sector porcino son los que han resultado más afectados tanto por el veto de la Federación Rusa a la entrada de productos procedentes de la UE como por el granizo caído este verano en el campo.