Un total de 59 trabajadores fallecieron en accidente laboral en el sector agrario en 2019, según los datos provisionales publicados este jueves 13 por el Ministerio de Trabajo, que advierte de cambios en la metodología de cálculo, aunque no especifica en qué sentido, aunque cabe reseñar que los datos del pasado año señalaban un aumento significativo del número de accidentes mortales, que creció un 18%, al pasar desde 72 hasta 84 personas en el sector agrario.

Pese a esta reducción de las cifras, cabe señalar que los fallecidos en el campo representa casi el 10% de todas las víctimas mortales en accidente laboral en toda España, ya que en 2019 hubo 695 personas que fallecieron a causa de accidentes de trabajo, según los datos provisionales del Ministerio.

Asimismo, a estos datos se le debe añadir que prácticamente solo el 6% de los accidentes mortales que se dan el campo son catalogados como tales, ya que el resto, al estar implicadas personas mayores y jubiladas, no se consideran como tales y se convierten en víctimas olvidadas por las estadísticas.

Con respecto a las víctimas oficiales de 2019, hubo 45 accidentes mortales durante la jornada laboral y 2 de camino al trabajo o de vuelta (“in itinere”) entre asalariados, mientras que por cuenta propia sumaron 12, según el ministerio.

Entre los asalariados, 33 personas murieron mientras se dedicaban a la agricultura, la ganadería y la caza; 8 en actividades de silvicultura y explotación forestal; y otras 4 en pesca y acuicultura.

En relación con los trabajadores autónomos, fueron 9 los fallecidos entre quienes estaban ocupados en la agricultura, la ganadería y la caza; y otros 3 en silvicultura y explotación forestal.

Se tratan de unas cifras muy preocupantes que ya ha provocado la reacción de todo el sector, en especial de las orgaizaciones UPA y COAG, que han puesto en marcha sendas campañas de información para prevenir estas muertes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here