La Diputación ha incidido en la importancia de las ayudas a la instalación de jóvenes agricultores como estrategia para asegurar el relevo generacional en el campo vizcaíno.