"El Grupo seguirá centrándose en las exportaciones y en mantener la independencia financiera y los ratios de rentabilidad", han sentenciado.

    El resultado bruto de explotación o ebitda se situó en 16,13 millones de euros, lo que representa un 2% más, mientras que el resultado antes de impuestos bajó un 2,7%, hasta los 12,91 millones, debido a la "dotación de provisión por deterioro de activos agrícolas y el reintegro complementario de ayudas".

    Las ventas de vino embotellado ascendieron a 36,33 millones de euros, un 4% más en comparación con el año anterior, y las exportaciones representan ya un 50% de ellas, han explicado.

El 84% de las ventas se deben a los vinos de mayor calidad


    El 84 % de las ventas de Barón de Ley pertenecen a los vinos de mayor calidad -crianzas, reservas y grandes reservas-, "aunque en relación a 2012 ganan peso los vinos jóvenes y principalmente los blancos", han añadido.

    Las mismas fuentes han precisado que durante el primer semestre de 2013 el Grupo ha realizado inversiones en inmovilizado material por importe de 2,67 millones de euros, correspondiendo un 77% a barricas nuevas.

    Han avanzado que en 2013 han comenzado la plantación de nuevas variedades blancas en su finca Carbonera, en la Rioja, "que aportarán más aroma y frescura a nuestros vinos".