Por provincias, la principal productora de porcino ibérico es Sevilla, con 20.306, seguida de Córdoba con 15.125 y Huelva, con 6.982; tras ellas, el resto cuentan con cabañas inferiores a los 5.000 ejemplares (Almería, 2.886; Cádiz 4.717; Granada 3.690; Jaén 747 y Málaga 4.080).

     Es especialmente significativo el caso de las dos provincias que encabezan la cría de este ganado por los importantes aumentos que han experimentado en relación con el segundo semestre de 2013.

     En este sentido, Córdoba ha pasado de 4.447 cabezas en 2013 a 15.125 en 2014, lo que supone un incremento de casi el 225 %; una cifra que se sitúa en el 197% en el caso de Sevilla, al haber pasado de 6.807 cabezas de ganado en 2013 a 20.306 en 2014.

      El caso contrario lo vive la provincia de Huelva que ha visto como ha pasado de ocupar el primer lugar en producción a quedar relegada al tercero. Así ha pasado de 8.039 a 6.982 ejemplares, lo que supone un descenso de un 13%.

     Sin embargo, en términos porcentuales, de las tres es la provincia que cuenta con más animales certificados como 100 % ibérico (1.038), en torno a un 20 % del total; ya que en la provincia de Sevilla apenas si son 386 animales en esta categoría y en Córdoba, un 11% (1.714).