Con la reducción del poder adquisitivo, parte de los consumidores han priorizado el precio como factor central en sus compras, pero en paralelo "también se detecta otra importante tendencia, nacida casi por oposición de la primera y también en los últimos años: la demanda de productos con un equilibrio entre sabor y salud, en una búsqueda continua de llevar una dieta y estilo de vida saludable".

    Parte de este tendencia muestra, a su juicio, que los consumidores "van un paso más allá" y buscan alimentos que reporten beneficios directos a su salud.
   

Apuesta del consumidor por un producto más natural y beneficioso para la salud


     "Caso paradigmático es el del aceite de oliva virgen extra", con beneficios ligados a la regulación del colesterol, el efecto protector contra enfermedades cardiovasculares y sus propiedades antiinflamatorias, que se suman "a su extraordinario sabor", ha añadido.

     Según el presidente, "como resultado de esta inquietud entre los consumidores ofrecemos Argal Oliving, de gran calidad y sabor gourmet".

    En el caso de la gama Bonnatur de Argal, la compañía sólo utiliza jamón de cerdo y pechuga de pavo, que se elabora con una cocción lenta y tradicional, sin féculas, fosfatos, lactosa o colorantes.

     El cien por cien del aceite virgen extra utilizado en sus productos proviene de productores españoles, según ha resaltado la empresa.