Todas las ganaderías elegidas para estas prácticas revisten interés académico al alcanzar unos buenos resultados productivos, resultantes de la buena genética del ganado, de una correcta alimentación y de una adecuada planificación técnica.