Por su parte, España compró al país asiático productos agroalimentarios por valor de 529,86 millones de euros y bebidas por 2,41 millones de euros.