Sin embargo, el diferencial más elevado lo protagoniza la patata, cuyo desplome en origen (0,06€/kg) dispara el margen al 1.050%. El efecto del veto ruso también su reflejo en otras frutas; manzanas (+680%) y peras (+ 580%) se anotan diferencias por encima del 500%.

      “Los precios en origen se han hundido con la colaboración necesaria de la especulación por parte de intermediarios y las grandes cadenas de distribución europeas, que han aprovechado el veto ruso para bajar los precios al productor sin repercutir esa bajada al consumidor, obteniendo unos márgenes comerciales desorbitados”, ha subrayado Miguel Blanco, Secretario General de COAG.

     Ante esta situación, COAG  reclama al Gobierno una aplicación rigurosa de la Ley de la cadena alimentaria e insta a la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA) a abrir una investigación para evitar la especulación y sancionar a todas aquellas cadenas de distribución que utilicen prácticas comerciales abusivas e ilegales. Asimismo, desde esta organización se pide responsabilidad a la distribución para ajustar sus márgenes y fomentar de esta manera el consumo.

   El Índice de Precios en Origen y Destino de los alimentos (IPOD) recoge la evolución mensual de los 25 alimentos más básicos de nuestra dieta. Está elaborado por la organización agraria COAG en colaboración con las asociaciones de consumidores UCE y CEACCU.