El Gobierno de Castilla-La Mancha ha cumplido con su compromiso y este 16 de octubre, primer día hábil que se puede, ha empezado a ingresar en las cuentas de cerca de 80.000 personas solicitantes un total de 225,5 millones de euros correspondientes al anticipo de la PAC, en el 70 por ciento, tal como se comprometió el presidente regional, Emiliano García-Page.

Esta cantidad superará los 300 millones cuando en las próximas semanas se pague la parte correspondiente a los eco-regímenes, de aplicación por primera vez en el territorio. Todo ello, “dotará de liquidez a nuestros agricultores y agricultoras, lo que es muy necesario en estos momentos para afrontar una nueva campaña agrícola por la situación que estamos atravesando en un año difícil”, con muchas adversidades climáticas, a lo que hay que sumar otros aspectos relacionados con los mercados.

Así lo ha explicado el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Julián Martínez Lizán, en el acto de entrega de los Premios Columela, en Toledo, donde ha indicado que, a pesar de que este año es el primero de la entrada en vigor de la nueva PAC, que ha implicado un cambio muy importante en sus nuevas reglas de funcionamiento, “hemos cumplido con nuestro compromiso”, algo que ha sido posible gracias al “trabajo encomiable de los empleados y empleadas públicas” a quienes ha agradecido el esfuerzo realizado.

LA DIFERENCIA QUE HABRÁ EN LOS PAGOS RESPECTO A 2022  ES QUE “SE VA A COMPENSAR E INCLUSO SUPERAR” EL SALDO FINAL DE LA CAMPAÑA EN DICIEMBRE DE 2023

Estos pagos correspondientes al anticipo, tal como ha ido desgranando el consejero, se realiza en tres líneas de ayuda: la ayuda a jóvenes y otras dos más que son novedosas: la ayuda básica a la renta de sostenibilidad de agricultores y agricultores y la ayuda o pago redistributivo. Ambas líneas suponen un reparto más equitativo y justo de las ayudas porque se aplican los principios de convergencia de la nueva PAC.

En concreto, la ayuda básica a la renta de sostenibilidad de agricultores y ganaderos, que se paga en función de los derechos de ayuda que posea el agricultor activo, tiene un importe de 178,8 millones de euros; el pago redistributivo, que se abona por las hectáreas que posea el agricultor, principalmente con explotaciones pequeñas y medianas, tiene un montante total de 39,7 millones y la ayuda a jóvenes agricultores suma un importe de 7,1 millones de euros.

Para finalizar, el consejero ha explicado que la diferencia que pueda haber en los pagos respecto a 2022 a causa de la entrada en vigor de la nueva PAC, “se va a compensar e incluso superar” en el pago del saldo final de la campaña en diciembre de 2023, ya que se pagará el resto hasta llegar al 90 por ciento de las ayudas indicadas y, además, se pagará el 90 por ciento de las ayudas denominadas eco regímenes, que sustituyen al pago verde antiguo, “lo que en resumen significa que cobraran más”, ha afirmado el consejero.

Por último, Martínez Lizán también ha confiado que en diciembre se llegue a la plenitud de pago en todos los expedientes una vez solventadas las incidencias en algunos de ellos.