El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado el abono de 352 millones de euros correspondiente al 70 por ciento del anticipo de la PAC para los agricultores y ganaderos el próximo 16 de octubre, el primer día posible, siendo la comunidad que por cuarto año consecutivo anticipa estos fondos el primer día “legal” inyectando liquidez, ahora tan necesaria, para el sector.

García-Page ha sido muy contundente en el Debate del Estado de la Región en el apoyo al sector agroalimentario, un sector al que ha agradecido su labor durante la pandemia. En un momento de búsqueda de acuerdos e incertidumbre por la crisis sanitaria, el máximo responsable de la región ha resaltado que La comunidad va “a seguir empujando para que la PAC vaya a más”, una vez consolidado el presupuesto para el próximo periodo y que se escenificará con el pago de este anticipo de la PAC.

Y con el primer eslabón, ha querido comprometerse el presidente regional. “Estamos de la parte de los productores y queremos que se gane la batalla de la justicia en los precios”, ha dicho. Aunque un Gobierno no puede fijarlos, sí pueden adoptar medidas para ayudar a la rentabilidad de las explotaciones. Así, se va a crear un observatorio de precios y un decreto de venta directa para que se regule este tipo de distribución donde no existen intermediarios entre el productor y el consumidor.

Una nueva orden de incorporación de jóvenes, con mejoras de explotaciones; la prórroga de los compromisos de la agricultura ecológica para el año que viene con 28,5 millones de euros, o la generación de hasta 11.000 puestos de empleo tan necesarios en el medio rural a través de las acciones que previstas a través de los fondos desarrollo rural y las ayudas Focal, han sido otros de los temas anunciados por García-Page en su intervención en las Cortes regionales.