En el caso de España, la reducción de las ayudas de la PAC será de 5.183 millones de euros respecto al periodo anterior, “pese a que el Ministerio ha manifestado en repetidas ocasiones que el presupuesto agrario se mantenía para nuestro país”, ha lamentado la consejera.

   En su comparecencia ante los grupos parlamentarios, Víboras ha advertido que las actuales negociaciones entre Gobierno central y comunidades autónomas sobre la aplicación de la PAC en España están resultando especialmente complejas, y que, dado que Andalucía es la principal perceptora de ayudas de la PAC, “es la que más puede perder”.

   “Desde Andalucía -ha recalcado- venimos negociando tenazmente para defender nuestro actual sistema de ayudas, que responde a la realidad productiva andaluza y que es el resultado de criterios objetivos, y, por tanto, el mantenimiento del presupuesto andaluz”.

Exigirá mantener los 1.600 millones anuales qque recibe ahora

   La principal reivindicación de Andalucía es mantener el nivel actual de ayudas directas, unos 1.600 millones anuales, según ha afirmado la consejera, que ha explicado que para ello “será necesario definir un mapa de regiones que responda a nuestro potencial productivo y realidad y que se incluyan entre los sectores prioritarios aquellos estratégicos para nuestra comunidad autónoma”.

   En la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural celebrada el pasado mes de julio ya se acordó fijar como tope máximo de las ayudas 300.000 euros anuales, y a ello se suma el acuerdo de septiembre entre Consejo y Parlamento Europeo de reducir el 5% a las ayudas que superan los 150.000 euros anuales.
 
    “Nuestro objetivo es que la cantidad resultante de dicha limitación permanezca en nuestra región a través de ayudas a desarrollo rural. En definitiva, queremos que dichos fondos se destinen a inversiones en nuestros pueblos y comarcas dirigidas a crear empleo y riqueza”, ha manifestado.

Confía en que no haya recortes de la disciplina financiera

    Respecto a las ayudas al desarrollo rural (segundo pilar), Elena Víboras se ha referido a esta cuestión como “otro de nuestros caballos de batalla en el reparto nacional de las ayudas de la PAC”. “No vamos a consentir que Andalucía pierda peso en la fórmula de distribución entre regiones, cuya propuesta ministerial en debate rechazamos frontalmente, ya que supondría para Andalucía una pérdida de hasta 420 millones (60 millones al año)”.
   
    Por otra parte y dado que, por primera vez en la historia, la Unión Europea recorta el presupuesto con el que se van a abordar políticas tan prioritarias como la agraria, la consejera ha destacado “la necesidad de proseguir el camino andado ante todos las instituciones y desde todos los ámbitos”, en la defensa del posicionamiento andaluz sobre la reforma de la PAC, previamente consensuado con representantes de organizaciones profesionales agrarias y cooperativas.

   En ese sentido, Víboras ha recordado que, ante la propuesta de la Comisión Europea de aplicar por vez primera el mecanismo de disciplina financiera, ya que se espera que en 2014 se supere el techo de gasto en ayudas directas, desde Andalucía se viene exigiendo que no se aplique ningún recorte derivado de este mecanismo.